Turismo en el distrito de Bistriţa

turismo en el distrito de bistriţa Estimados oyentes, dedicamos esta edicion de nuestra Radiorevista turistica al nuevo concurso de Radio Rumanía Internacional que se titula: “Vacaciones en Bistriţa-Năsăud”.

 

 

 Vamos a hacer un alto en el norte de Rumanía, en un departamento que goza de un inmenso potencial turístico, ya que tiene muchos lugares bonitos y ofrece alicientes culturales, históricos y naturales de gran valor.

 

El alcalde de la ciudad de Bistriţa, Ovidiu Teodor Creţu nos habla de la historia de esta región. Escuchémosle:

 

 “La ciudad de Bistriţa fue fundada por los colonos  sajones en los siglos XI y XII. En base a los vestigios linguísticos, se sabe que vinieron de Luxemburgo, pero esto no es cierto. Lo cierto es que en 1241 un documento de un monasterio de Luxemburgo atestiguaba que la ciudad de Nosa, como se llamaba  Bistriţa en aquel entonces, fue atacada por los tártaros y 6.000 personas fallecieron en el ataque. Es una cifra impresionante para el año 1241. Esta es la primera prueba documental de la ciudad de Bistriţa. Aquí se asentó una colonia sajona que se desarrolló posteriormente, gracias al impulso de la artesanía. El desarrollo de la ciudad estuvo influenciado también por la historia de la zona. En 1330, el rey húngaro Ludovico el Grande luchaba con los aristócratas húngaros. Los sajones de Bistriţa estuvieron de parte del emperador que, después de haber derrotado a los aristócratas, les otorgó el título de ciudad libre real y el derecho de organizar una feria grande, como la de Budapest, así como el derecho a tener su propio sello y juicios propios.”

 

El antiguo casco de la ciudad es prueba del pasado rico. El monumento  histórico más antiguo de la ciudad es la antigua iglesia de las minorías, que actualmente se ha convertido en iglesia ortodoxa. El edificio fue construido entre los años 1270 – 1280. La Iglesia Evangélica del centro de la ciudad ha llegado a ser el símbolo de Bistriţa. Es más, la ciudad goza de una rica actividad cultural, según nos ha contado el director del Centro Departamental de Cultura de Bistriţa-Năsăud, Gavril Ţărmure:

 

”El Centro Departamental de Cultura desarrolla su actividad en dos sectores: se ocupa de la cultura tradicional, de la cultural rural en general, y también se encarga de la cultura urbana. Por lo tanto, tenemos un servicio especializado de investigación, promoción y conservación de la cultura tradicional. Contamos también con una temporada de música de cámara muy bien organizada y con exposiciones en la más importante galería de arte de la ciudad. Además, organizamos acontecimientos literarios y festivales de gran envergadura. En el marco de la temporada musical permanente, además de los conciertos organizados por la Fundación Sociedad de Conciertos, fundada en Bistriţa hace 20 años, el Centro Departamental de Cultura organiza alrededor de 60 conciertos de música de cámara y más de 15 conciertos sinfónicos al año.”

 

Uno de los destinos preferidos de los turistas es ”El mar de las montañas”, porque así denominan los habitantes a la población de Cobiliţa, el lugar aislado ubicado en las montañas a orrillas de un lago muy grande, donde la gente vive tranquila, ocupándose de la cría del ganado y la agricultura. Ahí hemos hablado con Vasile Coruţiu, el dueño de la pensión Fishermans Resort:

 

 ”Nuestro pueblo se ubica en la falda de los Montes Călimani, a unos 40 km de Bistriţa y a 17 km del barranco Tihuţa, famoso por la leyenda de Drácula. Nos encontramos en una depresión muy bonita, que nos ofrece ventajas desde el punto de vista geográfico y climático. Tenemos el aire más puro del país, porque el contenido de ozono tiene la mayor concentración. Por lo tanto, nos beneficiamos aquí de un clima tanto del mar, como de las montañas y por eso nuestro lema es “El mar de las montañas”. Contamos con 80 plazas de alojamiento, con un restaurante de 250 plazas, bodega, un pequeño centro spa de recreo y recuperación, y un gimnasio. Tenemos también pistas para hacer deporte al aire libre y embarcaciones para diversión. Organizamos sesiones de pesca, rutas off-road por las montañas y excursiones acompañadas por guías a la cima de Călimani, que está a 18 km de distancia de nuestra localidad y tiene 2.000 metros de alto. Dentro de poco tendremos también caballos para equitación y paseos en carruajes o en trineo durante el invierno.”

 

El presidente del Consejo Departamental de Bistriţa-Năsăud, Emil Radu Moldova, afirma que este departamento tiene un paisaje maravilloso y gente muy trabajadora:

 

”Es un departamento de tamaño medio, con casi 330.000 habitantes, 62 poblaciones, un municipio que encabeza el  departamento, 3 ciudades y 58 aldeas. Tenemos muchos alicientes turísticos maravillosos: dos parques nacionales, el Parque Nacional de los Montes de Rodna y el Parque Nacional de los Montes Călimani, disfrutamos del aire más rico en ozono de Europa, en la zona del lago Cobiliţa, el legendario castillo de Drácula y la región que el escritor Bram Stocker visitó  antes de escribir su famosa novela según la cual el director Francis Ford Coppola rodó su película. Además, en el valle del río Someş se encuentra el balneario de Sangeorz-Băi con aguas minerales curativas que se usan para curar de manera natural muchas enfermedades internas de estómago, hígado y bazo, así como toda una serie de enfermedads gastrointestinales. Si subimos llegamos al Parque Nacional de los Montes Rodna.”

 

 

Para los aficionados a las leyendas existe el Hotel Castillo de Drácula. La directora del hotel, Ana Maria Muscar, dice que el hotel pretende reproducir la atmósfera de la célebre novela de Bram Stocker:

 

 “Es un edificio imponente, con torres altas de piedra, con muchos elementos naturales y un diseño interior muy atractivo, en el que dominan el rojo, el negro y los dragones. Tenemos dos alicientes en nuestro castillo: uno es la tumba del conde Drácula y el otro es el túnel de Drácula. El túnel es muy largo, de algunas decenas de metros y  termina delante de la puerta de entrada a la tumba del conde. Desde la atmósfera creada con música grave y casi oscuridad, hasta los programas que organizamos, y que deben ser una sorpresa, creamos una experiencia inolvidable para los aficionados a las sensaciones fuertes. También organizamos fiestas temáticas de Halloween y el Baile de las brujas en el castillo. Son acontecimientos de gran envergadura, con espectáculos de teatro y juegos malabares con fuego. Con motivo de estos eventos organizamos también fuegos purificadores al aire libre, con antorchas suecas, y el conde invita a los turistas a visitar las catacumbas del hotel. Todo culmina con el Baile del conde Drácula que dura hasta la madrugada.”

 


www.rri.ro
Publicat: 2016-04-23 18:29:00
Vizualizari: 403
TiparesteTipareste