Efectos del cambio climático

efectos del cambio climático Las olas de calor duplicadas por las tempestades de arena transformarán Oriente Medio y Africa del Norte en zonas en las que será casi imposible sobrevivir.

“Si les parece que el actual éxodo de los refugiados es grande, imagínense un fenómeno cientos de veces mayor que ocurrirá en un futuro cercano” Esta es la previsión sombría de los especialistas del Instituto Max Planck de Alemania, que opinan que en el contexto del crecimiento global de las temperaturas, más de 500 millones de personas se verán obligadas a abandonar sus lugares de nacimiento. Las estadísticas destacan que entre los años 1986 y 2005 había alrededor de 16 días de altas temperaturas al año. Al mismo tiempo, los datos climáticos indican el hecho de que el número de estos días está en alza y al final del año se cifrará en 200. Las olas de calor duplicadas por las tempestades de  arena transformarán Oriente Medio y Africa del Norte en zonas en las que  será casi imposible sobrevivir. Más allá de todos los estudios, los efectos del cambio climático se perciben  a cada paso. Mircea Dutu, rector de la Universidad Ecológica de Bucarest, nos hablará a continuación acerca de los más importantes efectos del cambio climático y sobre los sectores más afectados.

 

“ Sin lugar a  dudas, los cambios son diversos y se refieren especialmente al crecimiento de la frecuencia de los  fenómenos meteorológicos extremos y a su intensidad, como  el aumento de las temperaturas, los períodos prolongados de sequía, canícula, la intensificación del régimen pluvial y la aparición de las inundaciones. Se ven afectados de manera especial sectores como la agricultura, los transportes pero también la vida en las ciudades y pueblos  y la de sus habitantes. Los efectos del cambio climático son realidades que ya no se pueden negar, porque se manifiestan a nivel global, regional y local, y hace falta la intervención en dos direcciones importantes si se tiene en cuenta que son provocados por la acción humana  mediante la utilización de los combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto  invernadero.”

 

Las temperaturas suben, el volúmen de las precipitaciones cambia, los glaciares y la nieve se derriten y el nivel  medio global de los mares crece, siendo éstas realidades incontestables. En opinión de los especialistas, estos cambios continuarán y las condiciones meteorológicas extremas que conducen a riesgos como las inundaciones y la sequías serán cada vez más frecuentes e intensas. Escuchemos nuevamente a Mircea Dutu:

“A nivel internacional han sido identificadas zonas sensibles como la India, Bangladesh y las islas Vanuatu del Pacífico, pero también el norte de Africa y  Oriente  Medio, que padecerán cambios climáticos más fuertes. El estudio reciente hecho público por el Instituto de Química Max Planck  de Alemania, y el Instituto de especialidad de Chipre, destaca que la zona de Africa del norte y de Oriente Medio figurará entre las regiones más afectadas desde la perspectiva del año 2100, debido al aumento del nivel promedio de las temperaturas, de los períodos de altas temperaturas y de sequía, la disminución de la producción agrícola y últimamente, a un número impresionante de personas obligadas a  abandonar la zona y a buscarse un lugar en Europa o en  otra zona del mundo. Son estudios y previsiones que se hacen de forma habitual y que consolidan la idea de que en la perspectiva del año 2100 aparecerá una nueva categoría de refugiados, los refugiados climáticos. Se habla incluso a nivel global, de casi 800 millones de personas que se verán obligadas a  salir en busca de otros territorios a causa de la modificación de las condiciones climáticas.”

 

Los estudios efectuados incluso por agencias medioambientales destacan que la zona del Mediterráneo y una parte de las zonas del norte, son las más propensas a  los cambios climáticos. Escuchemos a Mircea Dutu:

 

“Es verdad, en el sentido de que se transforman en zonas en que se manifiestan fenómenos meteorológicos extremos frecuentes, la tendencia de los terrenos a volverse áridos es mayor y se perfila un impacto más fuerte sobre el régimen agrícola y alimentario también en las condiciones en que todo esto se  reflejará en el nivel y la calidad de la vida, lo que influirá en la dirección del flujo migratorio. También con respecto a Siria, se han hecho especulaciones sobre la migración de la población que obligada por la sequía se desplazó a las grandes zonas urbanas, generando tensiones sociales, que desembocaron en última instancia en guerra, y la fuga de la población hacia otros países incluida Europa.”

 

Una serie de iniciativas de la UE persiguen reducir las emisiones de gases de efecto  invernadero. En opinión de Mircea Dutu, en la actual coyuntura, hace falta redefinir las políticas UE con respecto a la energía y al cambio climático, un papel que recaerá sobre los compromisos asumidos por cada Estado miembro, aunque lo más importante es que la acción sea continuada.


www.rri.ro
Publicat: 2016-06-10 10:41:00
Vizualizari: 587
TiparesteTipareste