Domingo 22 de julio

domingo 22 de julio Cartas de la semana

Antes de pasar a los temas de hoy os quiero decir unas pocas palabras sobre una de las fiestas populares más singulares de Rumanía que se llama la Fiesta de las Doncellas y se celebra en la región de Transilvania, más precisamente en Tara Motilor. Pues bien, el domingo más próximo al 20 de julio, los rumanos, en traje tradicional, se reúnen en el Monte Gaina (Montaña de la Gallina),  a una altitud de 1486 metros, el mismo lugar donde antaño las familias se juntaban para concertar el matrimonio de sus hijos. Este año, esta singular fiesta se ha celebrado este fin de semana o sea los días 21 y 23 de julio. 

 

Con esto, amigos, paso a contestar las cartas y los correos electrónicos de hoy: Me aparto por un momento de las difíciles cuestiones políticas de la Rumanía de hoy para felicitarlos por el premio de la película rumana que ganó en el Festival Karlovy Vary, escribe Hugo Longhi desde Rosario-Argentina. Perdón pero no me quedó el nombre del filme que es un poco largo. Pequeñas alegrías que hay que disfrutar.

 

Y hablando de disfrutar, estoy a punto de salir de vacaciones a Ecuador, uno de los 2 países de América del Sur que me faltan conocer. El otro es Venezuela. 

-Muchas gracias, Hugo, por tu mensaje de felicitación y por seguir escuchando nuestros programas. Me alegro mucho que puedas ya disfrutando de tus vacaciones y espero que, a la vuelta, compartas tus impresiones y vivencias. ¡Felices vacaciones y hasta la próxima!

 

 

 

Adriel Amaya Armas de Bolondrón-Matanzas-Cuba, se pone en contacto con nosotros para saludarnos y compartir lo suyo: Comienzo agradeciendo  la llegada de un sobre fechado 20-4-2018 con el premio por haber participado en el concurso de Maramures, con hermosas fotografías que nos enseñan las bellezas de Baia Mare, lugares naturales, centros de arte, las personas en su actuar cotidiano. Además, vino una colección de  valiosas postales representado a pinturas rumanas y una serie de bellas QSL, ¡gracias! todo esto resalta la belleza natural y espiritual de Rumanía, además está al alcance también gracias a la radio de onda corta.

Este mes de junio resultó lluvioso con tormentas eléctricas, algunas con caída de rayos bastante fuertes. A nuestra pequeña Nathalia le están saliendo sus primeros dientes, uff, hemos vivido momentos de estrés, pues esta cuestión le ha provocado el malestar típico, irritabilidad, fiebre y demás síntomas.

El pasado 4 de junio me efectuaron la tiroidectomía total, todo salió bien, por supuesto que los primeros días de recuperación fueron incómodos pero con la ayuda familiar todo fue más llevadero. El 28 de junio volví a la consulta, la biopsia solo dio un crecimiento celular que con la tiroidectomia se resolvió, el camino a seguir consiste en tomar levotiroxina y hasta noviembre no debo ir más.

-Bueno, Adriel, primero quiero que sepas que me alegro muchísimo que hayas superado tus problemas de salud, eso es lo más importante. Luego, me da gusto saber que te haya llegado nuestro envío y que te haya gustado. Muchas gracias a ti, amigo, por escucharnos y apoyarnos continuamente.  Os envío un muy fuerte abrazo a todos  y será  ¡Hasta la próxima!

 

 

 

Seguimos con el material que Miguel Ramón Bauset, nuestro constante colaborador de Alboraya-Valencia-España, nos mandó con motivo del final del concurso que nuestra emisora dedicó a la ciudad de Alba Iulia.  Se titula “RUMANÍA y RRI”.

Desde siempre, y de esto ya hace una hilera de años, nuestra querida emisora rumana, Radio Rumanía Internacional, añade a sus múltiples concursos que ofrece a los oyentes, una pregunta final, una pregunta adicional, en la que pregunta a la audiencia por qué ha participado en el concurso, de dónde se ha obtenido la respuesta o sea las fuentes consultadas, y por qué se escucha RRI.

Se debe de oír RRI para conocer día a día mejor a Rumanía. Y eso en todas las facetas, porque hoy por hoy la emisora es una enciclopedia abierta a toda la sociedad rumana, acercando a la audiencia a cómo viven los rumanos porque la diversidad de programas así lo demuestran y los profesionales de la casa se desviven para que se conozca desde fuera del país cómo es la Rumanía de hoy.

Es un gran regalo, un gran lujo, encontrar una emisora como ésta que se puede escuchar de las mil y una maneras, con una calidad asombrosa de audio y además con la posibilidad de oír los programas a otras horas o días. Y todo ello unido además a la tradicional onda corta que se propaga por lo general con una señal muy buena y llevando la voz de Rumanía donde necesitan oírla de esta forma o porque el hobby dx se prefiere.

Con el panorama actual de emisoras del mundo, que han reducido o eliminando emisiones por el tema económico fundamentalmente, encontrar una emisora moderna que pueda oírse desde la onda corta hasta en el mismo móvil, es un tesoro muy valorado y difícil de encontrar en los tiempos que corren.

Oyendo a RRI es tener una ventana abierta un día tras otro, conocer mejor a Rumanía, valorando con ello muy positivamente a los rumanos que tenemos junto a nosotros al conocer más de cerca su cultura, los rumanos de la diáspora que un buen día decidieron dejar su familia, sus amigos y su patria para buscar una vida mejor, sin olvidar a los suyos, y que se integraron muy bien allá donde decidieron instalarse.

Rumanía es un maravilloso país que tiene mucho que ofrecernos, que enseñarnos, desde su naturaleza, su arte, su música, su hospitalidad, su gente, su gastronomía, su cultura, y un sinfín de cosas más que hacen de Rumanía un país a visitar, conocer y propagar a los cuatro puntos cardinales. Y todo eso es lo que hace nuestra radio cada día en los sesenta minutos que sale al aire en sus diferentes idiomas.

No se moleste en consultar en internet, ni en buscar en una de las enciclopedias tradicionales, simplemente póngase cómodo, relájese y escuche esas voces que le cuentan como nadie, acompañadas de las mejores músicas, las mil y una facetas de un país llamado Rumanía. Una auténtica joya para conocer y querer más cada día al pueblo rumano, intentando que los demás eliminen esas falsas ideas que todavía conservan de esta gran nación a la que tanto apreciamos.

Si miramos un poco atrás, podemos recordar los tiempos donde la emisora tenía sólo emisiones en onda corta, con unos transmisores tan flojos que era imposible una continuidad de escucha. A veces resultaba un acto de heroicidad lograr comprender algo entre ruidos y voces lejanas. Y la de noches en vela para oír la emisión siguiente y desvelado no poder ni siquiera percibir la señal de intervalo.

Este año, el año del centenario de la Gran Unión de Alba Iulia, RRI ha aprovechado la ocasión para adentrarnos en ese lugar transilvano y que a través del concurso y de los propios programas regulares de la emisora, conozcamos más de cerca este gran acontecimiento centenario que significó tanto para Rumanía.

Los concursos son una forma inteligente para que el oyente se adentre en contestar las preguntas conociendo a la vez un aspecto del país de una forma más profunda, que de otra manera le pasaría quizás un tanto desapercibida. Con la ilusión del premio, que no debe ser el primer objetivo, se anima a adentrarse en el país, conociéndolo mejor buscando las respuestas.

Bienvenida la escucha, a ser posible diaria, de RRI. Acertados los concursos, que han ido recorriendo Rumanía, sin apenas darnos cuenta.

¡Felicitaciones  Rumanía por el Centenario de la Unión, felicitaciones Radio Rumania Internacional por los concursos regulares y por los programas de cada día en todas sus lenguas, porque nos hacen apreciar más al país que tanto queremos y del que estamos extraordinariamente informados! ¡Eso es hacer radio!... y de la mejor calidad.

-Mil gracias, amigo Miguel, por volver a colaborar con nosotros y por enviarnos este comentario lleno del más profundo afecto y el tierno aprecio. Desde aquí te mando un gran abrazo y un muy cordial saludo. ¡Hasta siempre!


www.rri.ro
Publicat: 2018-07-23 07:51:00
Vizualizari: 262
TiparesteTipareste