La migración de los rumanos a Occidente

la migración de los rumanos a occidente Según datos estadísticos, uno de cada 5 rumanos con capacidad laboral vivía el año pasado en otro país miembro de la UE y no en Rumanía.

Según datos estadísticos, uno de cada 5 rumanos con capacidad laboral vivía el año pasado en otro país miembro de la UE y no en Rumanía. Se trata de entre 4 y 5.000.000 de personas que se han desplazado a países como Italia y España donde viven más de 2.000.000 de rumanos. Siguen Alemania, con unos 600.000 rumanos, Reino Unido y Estados Unidos con medio millón de rumanos cada uno. Esto sucede en las condiciones en que, en 2007, cuando Rumanía se integró a la UE, la población activa que se había ido a otro país del espacio comunitario alcanzaba solo un  7,4 %. ¿Cuáles son las causas de esta situación? En primer lugar se trata de motivos financieros, según ha dicho Corina Neagu, asesora de recursos humanos:

 

”No se van solo por razones financieras. Los motivos han llegado a ser diferentes, si antes se desplazaban solo para ganar más dinero, ahora se van a causa de la inestabilidad económica, política, social y cultural, de los sectores que no funcionan bien en Rumanía. Creo que todavía no hemos identificado las verdaderas causas, ¿por qué se van? Y qué podemos hacer para empezar a construir, para cambiar esta situación general. Porque no es solo una cuestión superficial, la gente se va, cada vez más y cada vez más jóvenes, porque aquí faltan las oportunidades y ellos no tienen futuro. Y no es porque no haya trabajo, sino porque no lo pueden obtener. El mercado rumano no está preparado para lo que nos espera.”

 

Según ha dicho Corina Neagu, hay jóvenes que han estudiado, han entendido el contexto internacional, lo que se busca, pero ahora no encuentran nada adecuado en el país. Eso se nota si vamos a las ferias de empleo, donde acude mucha gente especializada pero que luego no reciben ninguna oferta de trabajo, porque tenemos este prejuicio, de que ellos tienen un alto nivel de formación y piden mucho dinero, lo que el empleador no les puede  ofrecer. Las estimaciones indican que en el mercado laboral de Rumanía se registra un déficit de casi 1.000.000 de personas. Y no hay ninguna esperanza de que esto pueda cambiar en el próximo periodo. Aunque en Rumanía han aumentado los salarios y la economía y la oferta laboral supera la demanda, la mitad de los jóvenes piensa en irse al extranjero en los próximos años, según indican las estadísticas. Más exactamente, un 47% de los jóvenes rumanos. El catedrático y sociólogo Dumitru Sandu, en una entrevista para Radio Rumanía, ha ofrecido más detalles:

 

”La migración en sí no es un problema. Pero la gestión de la migración puede causar problemas y si las cosas no funcionan tal como debían en el ámbito nacional , el problema se agravará. ¿Qué podemos hacer? En primer lugar, necesitamos más información correcta y actualizada sobre este tema, por ejemplo haciendo sondeos en el extranjero.  El  último sondeo  realizado por el Gobierno rumano fue en Italia y España en 2007 – 2008. Una característica definitoria de la migración es que todo está cambiando rápidamente, no solo desde el punto de vista de la cantidad o el área geográfica o la estructura por edades, sino también desde el punto de vista de la motivación.”

 

La migración de los jóvenes al extranjero afecta al desarrollo del país, ha dicho el sociólogo Dumitru Sandu. Pero el elemento positivo de este fenómeno es que las remesas han contribuido al desarrollo de Rumanía, ya que los rumanos que trabajan en el extranjero han enviado al país unos 55.000 millones de euros desde la adhesión a la UE. Al mismo tiempo, se constatan algunos aspectos negativos, desde los efectos sobre el mercado laboral hasta el drama de los niños dejados al cuidado de sus abuelos o familiares, lejos de sus padres. Uno de los obstáculos que impiden solucionar los problemas generados por la migración está  representado por un mito, opina el sociólogo Dumitru Sandu:

 

“Un mito construido no sé como que consiste en los siguiente: la gente se va ¿y qué? Podemos traer gente del extranjero, médicos, ingenieros. Hay otros países que también han tenido este problema con la mano de obra, pero la inmigración soluciona la emigración, ya que traemos gente de fuera de la UE, y así contrarrestamos nuestra migración a la UE. Este es un mito, que hace mucho daño. Rumanía está atravesando una crisis. La crisis se agravará. No podemos encontrar soluciones de la noche a la mañana.  Está bien claro que Rumanía deberá  importar mano de obra del extranjero. Y muy pronto comprenderá que en ciertos sectores esto resulta más caro, si lo comparamos con el esfuerzo de convencer a la gente, para que se queden en el país o para recuperar a los que se hayan ido.”

 

Necesitamos mejorar el proceso de migración al extranjero, ha dicho el sociólogo Dumitru Sandu. Esto significa organizar el flujo   migratorio como  sociedad, para que tengan ventajas en el país de origen, el país de destino, la familia de origen o las empresas involucradas en este proceso. No hay soluciones milagrosas, simplemente debemos utilizar todas las modalidades existentes.

(versión española Simona Sarbescu)


www.rri.ro
Publicat: 2019-08-16 13:15:00
Vizualizari: 539
TiparesteTipareste