Amenazas climáticas

amenazas climáticas 2019 será uno de los 4 años más calurosos de la historia, según ha advertido la responsable de la ONU para el Cambio Climático, Patricia Espinosa durante una conferencia sobre el cambio climático celebrada en Katowice, Polonia.

2019 será uno de los 4 años más calurosos de la historia, según ha advertido la responsable de la ONU para el Cambio Climático, Patricia Espinosa durante una conferencia sobre el cambio climático celebrada en Katowice, Polonia. Representantes de 200 países se han reunido durante dos semanas para intentar impulsar el Acuerdo de París firmado en diciembre de 2015 ya que, según los especialistas, “las consecuencias del cambio climático nunca han sido tan graves y esta realidad nos dice que tenemos que hacer más”.                                Conforme al Acuerdo de París, cuyas previsiones entrarán en vigor en 2020, 184 países han decidido aplicar medidas para limitar el calentamiento global por debajo de 2 o incluso 1,5 grados centígrados, el nivel registrado antes de la Revolución Industrial. La 24ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24) es la reunión más importante sobre el asunto de las modificaciones climáticas desde la adopción del Acuerdo de París. Varios informes científicos sugieren que la humanidad tiene a su disposición tan sólo 12 años para reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero y evitar una futura catástrofe climática.

 

Recientemente, la Comisión Europea ha presentado una estrategia a largo plazo a través de la cual Europa se convierta en la primera gran economía del mundo climáticamente neutra para 2050. ¿Cómo sucederá esto? Invirtiendo en soluciones tecnológicas realistas, responsabilizando a los ciudadanos y aplicando las acciones en campos clave tales como la política industrial, las finanzas o la investigación. El objetivo ambicioso de esta neutralidad climática, de reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, necesitaría una acción común en campos estratégicos.

 

Escuchemos al comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete:

 

“Hay 7 elementos comunes en todos los escenarios. En primer lugar, el sistema energético europeo se tendrá que descarbonizar. En el 2050, un 80% de la electricidad provendrá de fuentes renovables. Junto con la energía nuclear será la columna vertebral de un sistema energético sin carbono en Europa. La energía eléctrica se utilizará también para el calentamiento y el transporte. El segundo elemento es la eficiencia energética que tendrá un papel clave para la industria, las viviendas o los servicios. En tercer lugar, los transportes deben contribuir más. En este momento representan tan sólo un tercio de las emisiones de gas de efecto invernadero y nos referimos aquí a la electrificación de los transportes, pasar a los combustibles alternativos, sintéticos y a una mejor y eficiente gestión de los transportes.”

 

El cuarto elemento es la industria. La industria ya ha disminuido sus emisiones pero dicha disminución no se ha producido en todos los campos. Las emisiones relacionadas a los procesos industriales representan un problema difícil y hacen falta combustibles diferentes.

 

Con más detalles, el comisario Cañete:

 

“En quinto lugar, la utilización sostenible de la tierra. Hay que utilizar más biomasa, pero al mismo tiempo asegurarnos de que la capacidad de la tierra y los bosques de absorber el carbono se mantiene o incluso aumenta. En sexto lugar, la infraestructura para facilitar la integración de los sistemas energéticos europeos, la digitalización y el uso de los combustibles con emisiones reducidas de carbono serán esenciales. En séptimo lugar, capturar y almacenar el carbono.”

 

Según el más reciente Eurobarómetro especial del pasado mes de noviembre, un 93% de los ciudadanos europeos cree que el cambio climático está causado por la actividad humana y el 85 % piensa que la lucha contra el cambio climático y un uso más eficiente de la energía pueden crear crecimiento económico y puestos de trabajo en Europa. Rumanía asumirá el próximo 1 de enero la presidencia rotativa de la UE y su mandato se centrará en debates sobre las estrategias que definirán el espacio comunitario en los próximos decenios. Desde esta postura, Rumanía puede aumentar el papel de Europa del Este, incluso en el sector energético, según considera el presidente del Instituto Europeo de Rendimiento de Edificios  y miembro de la Fundación Europea para el Clima, Julian Popov:

 

“Más allá del asunto del brexit, una historia triste pero a la vez con impacto, es que Rumanía presidirá el inicio de las negociaciones para la estrategia 2050. Es un documento importante porque por fin la UE pasará a la economía verde. Luego tendrán lugar debates sobre el presupuesto de la UE que deberá prever un aumento en un 25% para el cambio climático y en un 60% para la investigación. Es un paradigma nuevo porque Europa se ha dado cuenta de que se queda atrás con la investigación. Es un momento en que Europa despierta”.

 

Rumanía tendrá un papel clave en la elaboración de las futuras estrategias comunitarias, concluye Julian Popov.


www.rri.ro
Publicat: 2018-12-14 15:30:00
Vizualizari: 648
TiparesteTipareste