Domingo 13 de enero

domingo 13 de enero Cartas de la semana

Por aquí, amigos, tuvimos una semana muy fría con nevadas, niebla y temperaturas negativas en casi todo el país. En Bucarest las máximas rondaron los 4 grados bajo cero.

 

Mientras tanto, más amigos reanudaron el contacto con nosotros para hacernos llegar sus buenos deseos para este año y compartir asimismo sus impresiones sobre las fiestas de fin de año y sus pensamientos o esperanzas sobre este año recién empezado.

 

Ya estamos transitando a pleno en este circuito llamado 2019 que nos espera con sus fáciles rectas, sus peligrosas curvas y sus traicioneras chicanas, escribe Hugo Longhi desde Rosario-Argentina. El desafío será llegar a la meta en forma exitosa. Tenemos 365 días para lograrlo.

Por mi parte, finalicé 2018 ejercitando una de las actividades que más me gusta: cantar. Por cierto que lo hago muy mal pero qué va, lo importante es divertirse y yo lo hice.

Te envío un fuerte abrazo y me estoy imaginando un Parque Cismigiu totalmente nevado. Me dirás si es así.

-Bueno Hugo, primero te agradezco el bonito mensaje y me alegro que te hayas divertido y lo hayas pasado tan bien en los últimos días del 2018. En cuanto al parque Cismigiu sí, has acertado: está cubierto por la nieve y, como todos los inviernos, su lago funciona como como pista de hielo. Nada más por ahora, Hugo, ¡Feliz y próspero 2019 y un fuerte abrazo a la distancia! ¡Hasta pronto!

 

 

 

José Luis Corcuera de Vitoria-Álava-España nos manda sus cordiales saludos y compártelo siguiente. Comenzamos un nuevo año y continúo dispuesto a seguir enviando mis informes de recepción todos los meses a la emisora.

El mes de diciembre es un mes complicado para los que trabajamos en el transporte, se mueve mucha mercancía por lo de la Navidad y nos deja poco tiempo para descansar y también para escuchar la radio.

El nuevo año nos ha traído temperaturas muy bajas, aquí donde resido se alcanzaron los 7º bajo cero y las previsiones son de que continuará el tiempo invernal.

Las emisiones de RRI, como pueden ver, no llegaron siempre en buenas condiciones pero creo que el problema es que no están siendo buenas las condiciones para la propagación de las ondas radiales. Por ejemplo La Voz de Turquía, por citar un país relativamente cercano a Rumanía, también en ocasiones está llegando con algunos problemas.

Con los mejores deseos para todos los miembros de la emisora se despide: José Luis Corcuera.

-Muchas gracias, José Luis, por todo lo compartido y por haber colaborado regularmente con nosotros a lo largo del 2018. Me alegra mucho que quieras acompañarnos un año más, pues eres uno de los más constantes y antiguos amigos y oyentes que tenemos. Espero, José Luis, que este año te traiga salud, paz y más tiempo libre para dedicarlo a tus aficiones. Ya me despido con un gran abrazo y quedo a la espera de tus noticias ¡Hasta la próxima!

 

 

 

Fábio Júnior da Silva nos envía saludos especiales desde São Félix-Brasil y este cálido mensaje:

Queridos amigos, ¡mañana acaba de llegar!

Ya estamos viviendo la primera vez de muchos que todavía vendrán. Tiempos que se dividen en días, semanas y meses. De cualquier manera para superarlos es necesario vivir un día tras otro. Como dijo un escritor, una vez  "más importante que la dirección es la velocidad". Por lo tanto, creo que el logro no es nada menos que una medalla que sólo aquellos que tienen actitud, pueden sellar en el pecho. La vida es un desafío constante. Por eso, no hay lugar para el miedo. Sí, en cualquier momento tienes que parar, es decir, dibujar metas y estrategias y empezar de una vez. Sé que mientras exista la vida, habrá soñadores, porque los sueños son eternos aunque no se hagan realidad, hacen que la existencia sea más significativa.

Quiero empezar el año alentando que nosotros, todos nosotros nunca perdamos nuestra motivación. Después de todo, es hora de difundir energías positivas para que aquellos que estén cerca o lejos sean capaces de realizar las cosas buenas que tanto deseamos. Además de todo lo que he escrito, quiero  decir: ¡necesito su ayuda para que juntos continuemos construyendo este puente que nos une, que nos conecta con el mundo y con él con nosotros!

¡Agárrate fuerte, porque el 2019 ya ha comenzado!

Amigo Fábio, te agradezco este especial mensaje y espero que 2019 sea un año mejor para todos nosotros, que haya menos conflictos y más comprensión y que superemos los momentos de crisis con más sabiduría. ¡Feliz y venturoso 2019, amigo! y espero que mantengas el contacto con RRI. ¡Hasta la próxima!

 

 

 

Miguel Ramón Bauset desde Alboraya, Valencia, España, quiso compartir un nuevo material de su serie de artículos reunidos bajo el título de “ESTAMPAS DE LA VIDA”, su título es: LOS AMIGOS DE LA ESTRELLA.

 

Hace unos años mi familia tenía la bonita costumbre de viajar muchos sábados por las maravillosas tierras de la vecina Teruel y conocerla así más de cerca. Un buen día íbamos con el Land Rover de casa por unas pistas forestales de tierra y llenas de baches, que a pesar de los saltos y movimientos del coche era lo que más nos gustaba porque nos acercaba muy adentro a la naturaleza en estado puro, nos encontramos a un pequeño rebaño de ovejas, y una simpática pastora al frente. Al conversar con ella enseguida nos describió la zona al momento y nos invitó a que siguiéramos hasta encontrar el lugar de su morada.

 

Así lo hicimos, no sin antes abrir cercas de ganado y rodear bellos paisajes de montañas y subidas y bajadas sin cesar. Era LA ESTRELLA, un paraje situado en pleno Maeztrazgo, entre los términos del castellonense VILLAFRANCA DEL CID, y el turolense de MOSQUERUELA.

Allí se encuentra la patrona de Mosqueruela cuyos vecinos acuden en romería cada año al comenzar el mes de mayo. Aquí en LA ESTRELLA a 20 kilómetros del pueblo más cercano junto a un rio que permanece seco salvo fuertes lluvias, se encuentra este pueblo con todas las casas abandonadas salvo una en la que viven sus dos únicos habitantes, que a sus ochenta y pico de años se resisten a irse de allí.

 

Martín y Sinforosa han sido desde siempre pastores y han cuidado de La Virgen de la Estrella. Los otros vecinos fueron marchándose poco a poco hasta dejarlos solos. Hasta no hace mucho ni tenían luz eléctrica, hoy disponen de una placa solar. Tampoco disponen de agua, tienen que ir a una fuente cercana, que no suele secarse, a recoger el líquido elemento. Ni hay cobertura de celular, deben de buscar un punto concreto y un tanto alejado donde suelen llegar las caprichosas ondas.

Disponen de un pequeño Land Rover, de los clásicos de siempre, aquellos todoterrenos de los fabricados en la factoría jienense de Linares, que lo utilizan en contadas ocasiones para acercarse a comprar alguna de las pocas cosas que necesitan.

 

El único hijo que tienen siempre les invita a que dejen aquello y que se vayan a vivir al pueblo, que son muy mayores para vivir allí solos. Pero ellos se resisten y allí están y allí siguen, tranquilos, con sus gatos, con su tranquilidad, un día tras otro.

Últimamente esta singular pareja es noticia en los medios de comunicación cuando hablan de la despoblación de la provincia de Teruel y se refieren a ese mágico lugar con sus dos únicos habitantes.

Muchos fines de semana reciben visitantes que acuden a conocerlos más de cerca, sobre todo de los pueblos cercanos, y ellos como auténticos guías de turismo, conocedores al milímetro del lugar les enseñan todo sin olvidar el Santuario que cuidan con tanto cariño.

 

Recuerdo aquella fecha que encontramos a Sinforosa, la llegada a su casa y el gran recibimiento que nos hicieron. Quedamos admirados del lugar, y de la humanidad de sus dos habitantes, y se sucedieron muchas más visitas, naciendo una bonita amistad que aún perdura.

Desde la carretera comarcal que sale desde Mosqueruela, siempre me llamó la atención una señal identificativa que rezaba SANTUARIO DE LA ESTRELLA 12, una y otra vez, hasta que un día decidimos adentrarnos en esos caminos oxigenados que nos condujeron a tan maravilloso lugar.

Y, mereció la pena. Fue una de esas cosas en la vida que te dejan un imborrable recuerdo. Una visita de las que te hacen pensar en muchas cosas, por ejemplo en lo poco que se necesita para vivir, en la de cosas superfluas que gastamos en el día a día y nunca tenemos bastante. Ellos, allí, en su vivencia de cada día, demuestran la otra cara de la vida, la de la sencillez, la de la vida tranquila, sin prisas, sin estrés…

Ellos no sabrían vivir en una gran ciudad, ni siquiera en un pueblo cercano con no demasiados habitantes. Ni tampoco un habitante de esas grandes urbes, con el ajetreo, los grandes supermercados, la contaminación y los eternos problemas, sabría vivir aquí, junto al sonido de los pájaros, la compañía de una legión de gatos o ese pulmón oxigenado.

 

Martín y Sinforosa, los dos únicos habitantes de LA ESTRELLA, están felices, muy felices, pero se han hecho mayores y un lugar así, con esa soledad de protagonista que les acompaña sin buscarla, no es la mejor opción desde luego. Sin embargo ellos al unísono dicen y repiten que allí nacieron, allí siguen y allí seguirán.

Estas navidades, nuestros pareja de amigos, sin buscarlo, han vuelto a ser protagonistas de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, aun estando un infinito de ellas.

La empresa de automóviles LAND ROVER, la de su pequeño pero gran utilitario, tuvo la gran ocurrencia de felicitar las fiestas más entrañables del año con un maravilloso video grabado con ellos allí, en su casa, en su entorno, en su ESTRELLA de toda la vida.

Y salió una gran obra de arte, de esas magistrales que raramente se encuentran. Tras contar un poco quienes son y su historia, la empresa les quiso felicitar la navidad iluminando la plaza con cientos de bombillas como nunca lo había estado, con esa cara de felicidad que demuestran los dos allí juntos, para terminar con una bonita frase de agradecimiento.

 

¡Qué bonito gesto, que bella historia de esas que parecen no existir en nuestros días!, pero que demuestran que a pesar de las aventuras del día a día, todavía se encuentran personas como Martin y Sinforosa que con su bondad y alegría desde ese rinconcito del maestrazgo turolense siguen demostrando un amor por el lugar que nacieron, viviendo con lo mínimo necesario, a varios kilómetros del pueblo más cercano.

Para ellos nuestra amistad, nuestro reconocimiento, nuestro respeto y nuestros mejores deseos de mucha salud y larga vida en ese rincón de la naturaleza que enamora a quien lo conoce.

MIGUEL RAMÓN BAUSET             DICIEMBRE 2018  / 15

 

-Muchas gracias, Miguel, por compartir este bonito y conmovedor comentario. Gracias, amigo, por estar a nuestro lado un año más. Un fuerte abrazo y ¡Hasta pronto!

 

 

 

 


www.rri.ro
Publicat: 2019-01-13 09:23:00
Vizualizari: 573
TiparesteTipareste