Profe de rumano: una antología de textos diferente

profe de rumano: una antología de textos diferente “Los profesores de rumano son algunos de los pocos profesionales que han sobrevivido en la industria del libro.

 

 

 

Bajo el ya conocido seudónimo “un tal cristian”, el editor Cristian Cosma acaba de presentar en la Casa de Apuestas Literarias, el segundo tomo dedicado a una profesión de amplio compromiso. Esta antología diferente, titulada “Profe de rumano” es una gestión a través de la que Cristian Cosma persigue llamar la atención no sólo sobre la situación de la literatura rumana contemporánea, sino también sobre el papel importante de los profesores de lengua y literatura rumanas en el ámbito cultural actual.

 “Los profesores de rumano son algunos de los pocos profesionales que han sobrevivido en la industria del libro, una industria orgullosa que cuenta con muchos escritores. Pero muchos de estos profesionales son también profesores en varios institutos de enseñanza  impartiendo cursos a 20 o 30 alumnos, enfrentando situaciones burocráticas y debiendo de estar informados acerca de las novedades del mundo literario.”

Dumitrita Stoica es profesora de lengua y literatura rumanas en el Colegio Nacional “Gh. Lazar” de la capital y autora de dos novelas: “No me toques” publicado por la editorial Humanitas en 2011 y “En el borde del mundo” publicado el año pasado por la editorial Cartea Romaneasca. Dumitrita Stoica nos hablará sobre el volumen titulado “Profesor de lengua rumana”.

“Es una antología que incluye historias del ámbito escolar, historias verdaderas, memorias de algunos profesores jóvenes o menos jóvenes, que abarcan un período de tiempo bastante largo. Ya he leído el primer tomo pero tengo entendido que el segundo abarca testiomonios de unos profesores que  impartieron cursos en los años 50 y 60 del siglo pasado. Los más jóvenes profesores han venido a nuestro colegio hace dos o tres años. «Profe de rumano » es un libro muy vivo. Sus historias son verdaderas y presentadas con mucho sentido del humor pero a veces con tristeza. A veces, las historias son tragicómicas y la imagen de la escuela es muy auténtica. Además hay muchos fragmentos que describen lo confundidos que estamos  especialmente en asuntos de disciplina. Se nota un enajenamiento cada vez mayor de la escuela frente al libro rumano, a la cultura humanista.”

Dorica Boltasu Nicolae, profesora en el Colegio Nacional “Iulia Hasdeu” de Bucarest considera que la escuela se ha transformado en un mecanismo rígido en total desacuerdo con las ideas de las generaciones jóvenes de colegiales debido a este sistema de enseñanza que es cada vez más difícil de  gestionar desde la cátedra.

“Si hablamos del sistema de enseñanza, yo tengo la impresión de que la escuela me ahoga y que estamos en un punto muerto. Y las causas son múltiples: se ha reducido el número de clases, el programa de estudios deja mucho que desear igual que los exámenes. Los alumnos han cambiado también. La mentalidad, las expectativas y la imaginación  han cambiado y los alumnos no aceptan cualquier cosa. Tienen otras expectativas por parte de nosotros y nosotros hacemos unos esfuerzos inmensos para estar a la altura de sus expectativas algo que ni siquiera sus padres hacen en casa.”

Desde el punto de vista psicológico, la adolescencia es una edad muy especial, y el universo de las ficciones debería incitar las mentes jóvenes. Dumitrita Stoica considera que los planes de estudios deberían  ser modificados para que los alumnos se acercaran de nuevo a la literatura.

“Es obvio que las causas son múltiples y algunas son casi incontrolables como es el caso de la tercera prueba del examen de bachillerato que sólo solicita que el alumno aprenda de memoria varios fragmentos sin leer la obra en su totalidad. Se trata de 17 autores y de los textos correspondientes y esto significa leer unas 34 páginas para obtener una puntuación honorable. En cambio, la primera prueba de bachillerato se refiere a la comunicación y es beneficiosa para el alumno. Podríamos incluir también la literatura en esta prueba a condición de que sea analizado un texto a la primera vista.”

La antología de textos realizada por Cristian Cosma describe también los desafíos a que se enfrentan hoy en día los profesores de lengua rumana:

“Encima de las historias presentadas, queda pendiente el problema del sistema de enseñanza que es caduco y se tiene que reformar pero no en su esencia, sin cambios fundamentales.

 Finalmente el tono del libro es relativamente optimista porque los protagonistas son profesores que creen en su profesión y se la dedican con toda su alma.”

En la realización del tomo titulado “Profesor de rumano : una antología de textos dierentes” han colaborado también Ana Boariu, Ohara Donovetsky, Mariana JItari, Ivona Munteanu, Viorica Raduta, Adrian Savoiu y Olga Stefan.

 (Traducido por Rodica Popa)

 


www.rri.ro
Publicat: 2019-08-10 13:53:00
Vizualizari: 493
TiparesteTipareste