Radio Besarabia cumple 80 años

radio besarabia cumple 80 años La Radiodifusión rumana ha celebrado 80 años desde la fundación de su primer canal regional: Radio Besarabia.

Una década después de la Primera Guerra Mundial, cuando todas las provincias con  población rumana mayoritaria que habían formado parte de los imperios multinacionales vecinos pasaron bajo la autoridad de Rumanía, se estableció el medio de comunicación más eficiente en aquel momento: la radio, la única capaz de llegar a todos los rincones del país.

 

El 1 de noviembre de 1928, emitió, por primera vez, la "Sociedad de Radiodifusión de Rumanía", que, tras sucesivas metamorfosis, ha llegado a ser la Sociedad de Radiodifusión rumana de hoy en día. El 8 de octubre de 1939, la estación de radio nacional también estableció su primer canal regional, en Chisináu, la ciudad más grande de Besarabia, provincia situada en la frontera oriental permanentemente amenazada por el apetito expansionista de la Unión Soviética de Stalin. La doctora en historia Silvia Grosu señala que la apertura de esta emisora en Chisináu se realizó por razones estratégicas, para contrarrestar la propaganda comunista de la emisora soviética que difundía desde Tiraspol, al otro lado del río Dniéster.

 

"Las reservas de la Sociedad Rumana de Radiodifusión más las nuevas instalaciones hicieron que la emisora de radio Besarabia tuvieran gran potencia de transmisión, que superaba el doble de la potencia de Radio Bucarest y  de Radio Tiraspol. Y eso porque aquí era el punto estratégico más vulnerable ".

 

Radio Besarabia solo funcionó durante 300 días. En junio de 1940, los soviéticos  anexaron, a raíz de un ultimátum, tanto Besarabia como el norte de Bucovina, y la emisora de radio fue tomada por el poder soviético. Un año después, el Ejército Rojo, en retirada, voló el edificio que lo albergaba y masacró al personal.

 

Radio Chisináu, un componente de SRR, se relanzó en el Día Nacional de Rumanía, el 1 de diciembre de 2011, dos décadas después de que la República de Moldavia, creada en una parte de los territorios orientales anexados, proclamara su independencia de Moscú. El embajador rumano en Chisináu, Daniel Ioniţă:

 

"Ustedes han demostrado que todo lo que es rumano no perece, y para no perder todo lo que es rumano en Besarabia, se necesita  una voz correcta, se necesita una voz fuerte, hace falta profesionalismo y apoyo. Contamos con ustedes y la Televisión rumana a través de su filial TVR Moldavia y Radio Rumanía a través de su filial Radio Rumanía Chisináu para aportar su contribución a lo que queremos conseguir: la creación de ese espacio de comunicación mutua entre Rumanía y la República de Moldavia".

 

Los analistas de los medios de comunicación señalan que, aunque no se diga en voz alta, la vocación de Radio Chisináu sigue siendo estratégica. En el Estado vecino, tres millones de ciudadanos, que son la mayoría absoluta de la población, hablan rumano, y alrededor de un millón de ellos también tienen dos nacionalidades: moldava y rumana. Todos ellos tienen derecho a una información correcta, dado que la propaganda rusa está muy presente en el espacio de información de la República, y la izquierda de Chisináu, ya sea comunista, socialista o populista, hace circular las historias rumanófobas de la época soviética. 


www.rri.ro
Publicat: 2019-10-09 14:50:00
Vizualizari: 127
TiparesteTipareste