Previsiones económicas de invierno

previsiones económicas de invierno La Comisión Europea ha estimado que la moderación del crecimiento de la economía rumana continuará tanto este año como en 2021.

Las previsiones económicas de invierno, hechas públicas este jueves por la Comisión Europea, señalan que Rumanía registró un crecimiento económico del 3,9% en 2019, frente a un 4,4% registrado en 2018. Las cifras presentadas por el Ejecutivo comunitario destacan que la tendencia de la economía a desacelerarse continuará tanto en 2020 como en 2021, aunque las estimaciones son más optimistas que las previsiones anteriores. En comparación con las previsiones hechas públicas el pasado mes de noviembre, la Comisión Europea ha revisado ligeramente al alza las estimaciones sobre la economía de Rumanía en las condiciones en que, el pasado otoño, apostaba a un crecimiento del 3,6% en 2020, y a un avance del 3,3% en 2021, y en el presente estima un avance del 3,8% para este año y del 3,5% para el próximo año.

 

De los 27 Estados miembros de la UE, sólo Malta marcará un crecimiento económico mayor que Rumanía. El Ejecutivo comunitario ha subrayado que Rumanía alcanzó un pico de crecimiento del 7,1% en 2017, seguido por una ralentización constante hasta un 4,4% en 2018, y un 3,9% en 2019. La Comisión estima también que el aumento real del PIB será robusto tanto este año, como el próximo y que los estímulos fiscales sustanciales fijados para este intervalo darán un nuevo impulso al consumo privado y animarán las importaciones. En opinión del Ejecutivo comunitario, en 2020,  las inversiones se situarán a un nivel sólido y serán respaldadas por el sector de las construcción y de una mejor utilización de los fondos europeos. Se espera también que la revocación de las medidas que habían sido introducidas en diciembre de 2018, en relación con la sobrecarga  bancaria y de las empresas del sector energético favorezca las inversiones privadas, ha subrayado la Comisión Europea.

 

Paralelamente, el Ejecutivo comunitario ha estimado que en Rumanía, la inflación seguirá bajando de un promedio del 3,9% en 2019, hasta un 3,4% en 2020, y un 3,3 en 2021. La Comisión Europea ha advertido que la política fiscal será un factor influyente en la evolución del crecimiento económico en los años 2020 y 2021. De esta manera, una continuación de las políticas fiscales expansionistas capaces de ahondar los desequilibrios macroeconómicos existentes podría afectar la confianza de los inversores y conduciría a costos de financiación mayores. Por el contrario, el debut de una consolidación fiscal que nos hace tanta falta, contribuiría a la disminución de los equilibrios acumulados pero conduciría también a un crecimiento económico ligeramente inferior a lo largo del intervalo previsto. Por otra parte, el Ejecutivo comunitario, considera que la imprevisibilidad legislativa o el deterioro del déficit fiscal podrían afectar al ámbito de negocios de Rumanía teniendo un efecto negativo en las decisiones de inversión. Con respecto a la eurozona y a la UE, la Comisión ha anunciado que el ritmo de crecimiento del PIB se mantendrá estable, en torno al 1,2% en 2020 y en 2021. Para el mismo intervalo, al nivel de la UE, se estima que el ritmo de crecimiento disminuya ligeramente al 1,4%.


www.rri.ro
Publicat: 2020-02-14 13:25:00
Vizualizari: 114
TiparesteTipareste