Domingo 22 de noviembre

domingo 22 de noviembre

Primero, queridos amigos, os quiero decir que aquí tuvimos una semana bastante gris, con niebla, cielo nublado, lluvias ligeras y temperaturas que, en Bucarest, rondaron los 8 grados centígrados.

Luego, os quiero decir que entre el 16 y el 22 de noviembre, se celebró en Bucarest la tradicional Feria Internacional Gaudeamus, un hito constante para el sector del libro en Rumanía. La feria es el componente principal del Programa de Lectura, un proyecto a escala nacional iniciado por Radio Rumanía en 1994 para apoyar la cultura nacional mediante la organización de eventos dedicados a los libros y la educación.

Durante este cuarto de siglo dedicado al libro se han desarrollado más de 100 ferias en todo el país, a las cuales acudieron cerca de 3 millones de visitantes y se han organizado más de 10 000 eventos. Radio Rumanía es la única emisora de radio en el mundo que dirige un proyecto cultural de esta envergadura.

La edición número 27 de la Feria del Libro Gaudeamus de este año organizada por Radio Rumanía se llevó a cabo en formato diferente, integralmente en línea, debido a la pandemia de coronavirus.

Más de 100 compañías, entre las cuales estuvieron las más prestigiosas editoriales de Rumanía, distribuidores de libros rumanos y extranjeros, música y juegos educativos, figuraron en la nueva página web www.gaudeamus.ro, en la sección Catálogo, con páginas de presentación individuales dedicadas a la feria. Los estands virtuales de los participantes fueron accesibles mediante el botón que les correspondía y fueron albergados en diferentes fórmulas en la sección de la tienda en línea que permitía la compra de libros en una cesta única de todos los estands participantes. Otra fórmula se refería a las páginas web de los participantes o de sus socios, con la mención que muchos ofrecieron a los visitantes beneficios suplementarios (descuentos, transporte gratuito) a través de unos códigos publicados en el catálogo Gaudeamus.

Tuvieron lugar asimismo unos 200 acontecimientos organizados por Radio Rumanía y los participantes en formato en vivo o grabados, en la sección dedicada al programa.

Uno de los proyectos que se desarrollaron en el marco de la feria fue el Concurso Nacional de Lectura “Mircea Nedelciu”, nombrado así en memoria del escritor que fue uno de los fundadores de la Feria GAUDEAMUS. Este concurso fue iniciado y organizado desde 2002 por Radio Rumanía, con el objetivo de estimular y fomentar el interés de los jóvenes en la lectura.

Finalmente, el voto del público por “el libro más deseado de la feria”, desarrollado integralmente en línea en la página de Facebook Radio Rumanía Gaudeamus, en base a las propuestas de los participantes. El presidente de honor de la edición de este año de la Feria del Libro Gaudeamus fue el escritor Norman Manea.

Estos días, Rumanía ha registrado nuevos récords respecto al número de muertos y de pacientes que están en las unidades de cuidados intensivos a causa de la infección por SARS-CoV-2 y hay cada vez más presión sobre los hospitales. Por eso, aumentará la capacidad de las unidades de cuidados intensivos de Rumanía, y el Gobierno asegurará fondos para el desarrollo adecuado de la actividad en las unidades de anestesia y cuidados intensivos. Después del incendio producido en el hospital de Piatra Neamț, que se saldó con muertos y heridos, desde este lunes, equipos de las Direcciones de Salud Pública y de la Inspección General para Situaciones de Emergencia han estado realizando controles en todas las unidades de cuidados intensivos a nivel nacional para verificar las instalaciones y las condiciones en las que funcionan los equipos médicos. Los controles ya realizados muestran que en Rumanía hay distritos en que ningún hospital tiene autorización de protección contra incendios. El sindicato de los empleados en el sector sanitario, SANITAS, ha advertido que la tragedia que tuvo lugar en el Hospital Distrital de Piatra Neamţ, en la que murieron varios pacientes con COVID-19 que estaban en la unidad de cuidados intensivos, se puede repetir en cualquier lugar del país, a causa de los equipos antiguos y del cansancio del personal.

 

Con esto paso a contestar la correspondencia de hoy: Diego Echeverri de Tamesis-Antioquia-Colombia reanuda el contacto con nosotros para saludarnos cordialmente y decirnos que sigue escuchando frecuentemente nuestros programas por internet. Me gustan mucho los programas que emiten en español para el mundo. Espero que algún día visite mi pueblo Támesis, en Antioquia-Colombia. Les envió unas fotografías de mi pueblo.

-Querido Diego, te quiero agradecer, primero, las preciosas fotos que has compartido con vistas de Támesis, de tu pueblo, de las flores y frutas típicas de la zona. Son preciosas y todo parece un rincón del paraíso. Te agradezco la invitación amable y cariñosa de visitar este bello escenario donde vives y te aseguro que me haría mucha ilusión hacerlo. Gracias, amigo, por escuchar nuestros programas y por compartir lo tuyo. Recibe un gran abrazo en la distancia junto con mis mejores deseos. ¡Hasta la próxima!

 

José Luis Corcuera de Vitoria-España se pone en contacto con nosotros para mandarnos sus cordiales saludos y su nueva colaboración mensual.

De nuevo les escribo con unos informes de recepción del mes de octubre. Son los últimos de la temporada de verano y las captaciones se puede decir la calidad de la señal fue muy variable. 

En esta ocasión los informes los envío con mucha demora, mi madre regreso a casa el 21 de octubre, fueron tres meses en el hospital muy complicados con la salud de mi madre muy deteriorada. Ahora yo y mis hermanas estamos a su lado todo el tiempo que podemos porque la movilidad la tiene bastante mermada, así ahora dispongo de menos tiempo para las cosas que me gustan, una de ellas la escucha de emisoras en OC.  

Por otro lado también estuve realizando un cursillo para el transporte de mercancías peligrosas, no confundir con explosivos, es para transportar productos inflamables o ácidos, por ejemplo. Algunos transportistas tenemos el certificado para el transporte de mercancías peligrosas pero debemos hacer un cursillo cada 5 años para conocer las nuevas disposiciones en el transporte de la citada mercancía y luego superar un examen en las dependencias de la Jefatura de Tráfico. Aún estoy haciendo test para el examen que será a finales de noviembre. Así pueden ver que no estoy nada aburrido porque aún saco tiempo para escuchar algunas emisoras y enviar informes de recepción. 

-Muchas gracias José Luis, por lo compartido y por seguir escuchando nuestros programas y mantener el contacto con nosotros pese a tu ajetreada vida personal. Espero que tu mamá esté mejor y que te salga bien el examen.  Y como el día 20 de noviembre fue tu cumpleaños, aprovecho para enviarte mis mejores deseos y un gran abrazo de amistad. ¡Hasta la próxima!

 

A continuación, Miguel Ramón Bauset de Alboraya-Valencia-España, nos comparte su reflexión sobre aquellas noches que todos conocemos y que sí por algo son especiales: UNA NOCHE ESPECIAL

Había sonado el despertador casi de repente, precisamente en el momento en que había comenzado a que mi sueño llegara a mi persona. Y justamente en ese maravilloso momento era hora de levantarse.

Había sido una noche de esas que no pegas ojo, pese a que estás muy cansado. Vueltas y más vueltas a la cama, como si fuera verano y la humedad cumple su objetivo de no dejarte ni descansar. Pero era de noche, y además una noche otoñal de entre semana que no se oye un alma ni en cuatro kilómetros a la redonda, y que las calles aún no están puestas.

Con el frescor del alba, vecinos de los escasos habitáculos cercanos como las tórtolas o los gallos saludan al nuevo día y muestran su alegría de empezar sus travesuras y musiqueo.

Con ese girar en la cama de aquí para allá uno piensa en infinidad de cosas desde contar ovejitas que pueden llegar al infinito visto el panorama, escuchar el reloj del campanario como da las horas si es que no lo han condenado al silencio, oír la radio en voz baja y encontrar algo potable que no sea música enlatada o programas repetitivos para llenar huecos y no tener que contratar alguna alma humana que se enfrente a la soledad nocturna de un estudio, leer el peor libro que encuentres para que el aburrimiento te conduzca al descanso, mirar la tv con sus refritos del día, levantarse y no cantar bajo una ducha de agua fría, escribir tus memorias y anécdotas que no interesan a nadie, beber un vaso de agua para luego tener que levantarte otra vez aunque no tengas ganas, entonar melodías sin apenas alzar la voz, intentar resolver un problemón de matemáticas o física para que te canses de pensar y lo dejes para mañana, imaginarse las conquistas gatunas de terraza en terraza con sonidos libremente expresados o el chirriar de las gaviotas que no paran ni de noche si tienes suerte de vivir cerca del mar, el camión de la basura; bueno, mejor dicho los camiones puesto que al separar para reciclar, tenemos uno fijo diario y luego la alternancia de los demás, llamando poderosamente la atención el del vidrio con su escandalosa descarga no importa a qué hora, jugar a algún juego educativo que se pueda hacer en solitario, recurrir a visitar páginas interesantes de internet como por ejemplo las que anticipan los titulares de los mejores periódicos del globo, y así de paso practicar algunos idiomas, acabar alguna de las cosas pendientes del trabajo o simplemente de nuestro hobby particular, escuchar una emisora de radio internacional si hay buena propagación, no molestar a los vecinos enchufando la lavadora a pesar de estar llena, entretenerse identificando los sonidos que te hace llegar la noche y no tener miedo ni preocupación por ninguno, leer el periódico gratuito de los pocos que quedan que te dio un universitario ayer en la parada de bus, que quería ganarse unos eurillos para seguir su costosa carrera que llevaba con unas notas impecables, acabar el crucigrama que dejaste de solucionar a la vuelta del trabajo y que no pudiste porque habías perdido el boli que compraste en correos de la campaña navideña y nadie de alrededor en el bus se prestaba a dejártelo, contestar los mensajes del wasap que anoche no pudiste porque te morías de sueño todo lo contrario de lo que pasó después que el sueño nunca llegaba, contar la calderilla de uno y dos euros que has ido poniendo en el gato de la entrada para un futuro viaje y que la hornera te había propuesto que le llevaras para cambiártela por billetes y que nunca te acordabas, hacer un resumen de lo que tienes previsto realizar al día siguiente aunque no se cumpla ni la mitad, beberte un vaso de leche bien caliente, acercarte al frigorífico a ver lo que encuentras, tomarte un refresco de cola del tiempo, dibujar algo sabiendo que lo haces fatal y luego va directamente al reciclaje de color azul más cercano, hacer algunos ejercicios de gimnasia en tono silencioso a mas no poder, escuchar música con el auricular conectado al móvil, tomarte una tila o infusión más cercana que cumpla los mismos objetivos, despertar al gato o el perro de la casa aunque no te hagan mucho caso porque ellos sí están dispuestos a descansar, intentar ver alguna película de esas que no soporta nadie, nunca una de tus favoritas, asomarte a la ventana y observar cuántas luces tienen encendidas a tu alrededor o cuanta gente está haciendo lo mismo que tú, o clasificar los coches nocturnos que van desfilando hasta casi el clarear del nuevo día…

Y es que a veces ni las mil y una incentiva sirven para entrar en la galaxia del descanso…y en estas ocasiones ¡sólo se consigue a la hora de levantarse!

A pesar de los pesares, es hora de una buena ducha para despejarse y de prepararse un buen desayuno, un café con leche bien caliente, un zumo de las mejores naranjas de la zona, una tostada de pan de payés con tomate y aceite y unos pocos cereales.

Mientras, muy cercanos, los amigos del gallinero de la casa huertana, ya en las afueras, cantarán sus mejores canciones dando los buenos días, mientras allá arriba Doña luna, la señora Lola, irá perdiendo su belleza nocturna dando la bienvenida a su compi el sol que regresa después de observar lo que la vida en el otro medio mundo va aconteciendo paso a paso, y sin perder detalle.

Y los habitantes, de paso, irán despertando, también tomando los primeros alimentos del día y preparando su quehacer, cada uno a su hora. La ciudad va recobrando su ritmo, su vida.

-Muchas gracias, Miguel, por haber compartido esta reflexión dulce-amarga sobre partes de la noche o noches enteras cuando uno no logra conciliar el sueño. Un fuerte abrazo, amigo, y ¡Hasta pronto!

 

 

 

 

 


www.rri.ro
Publicat: 2020-11-22 05:00:00
Vizualizari: 201
TiparesteTipareste