En la provincia de Arad

en la provincia de arad Hoy nos detenemos en el oeste de Rumanía, en la provincia de Arad.

Hoy nos detenemos en el oeste de Rumanía, en la provincia de Arad. Conoceremos la ciudad homónima, que cuenta con un rico patrimonio cultural e histórico, y visitaremos algunos de los puntos de interés turísticos más significativos de la provincia. Gracias a nuestra guía, Casiana Alexandra Răduț, asesora de turismo del Centro Nacional de Información y Promoción Turística, descubriremos que la ciudad de Arad esconde una historia muy interesante:

 

 

«La hemos bautizado como la ciudad de los palacios, ya que tenemos muchos palacios bonitos. A su vez, contamos con un patrimonio de estilo Sezession formidable, con más de cuarenta edificios protegidos. Me gustaría mencionar solo algunos de ellos, en concreto, los que mostramos en nuestras visitas: el Palacio Neuman, el Palacio Administrativo, el Palacio Cultural, el Palacio Földes, que es también el primer edificio Sezession de Arad, el Palacio Bohuș y el Palacio Szántay. Entre ellos, el Palacio Földes es un edificio emblemático de Arad. Fue diseñado por el arquitecto Emil Tabacovici, quien también contribuyó notablemente a la construcción de Novi Sad en la segunda mitad de su vida. Se trata de un palacio dedicado a la familia de farmacéuticos Földes. Por supuesto, en la fachada se pueden apreciar elementos del estilo Sezession, junto con muchos arquetipos usados en aquella época. Por ejemplo, aparecen Hipócrates y la diosa Higía, que eran los símbolos de la salud. Su interior aloja una farmacia que sigue abierta hoy en día. El mobiliario está hecho en Arad, se ha conservado y es conocido entre los amantes del mobiliario clásico, en concreto del mobiliario Lengyel».

 

Hay un montón de sitios que visitar y edificios que ver, pero entre todos ellos, Casiana Alexandra Răduț, asesora de turismo del Centro Nacional de Información y Promoción Turística, aconseja a los turistas que visiten el Palacio Cultural, tanto en visitas organizadas como de forma individual:

 

 

«Está situado justo detrás del Ayuntamiento de Arad y se trata de un edificio ecléctico, aunque con muchos elementos Sezession. Actualmente, su interior acoge la Filarmónica de Arad, la primera filarmónica que se fundó en Rumanía. Los expertos dicen que la acústica es muy similar o incluso mejor que la de Viena. Asimismo, en él también se encuentra el Museo de Historia. En la zona de Arad hay hallazgos desde la época de los dacios hasta la Gran Unión. Arad desempeñó un papel muy importante en la unificación de los principados rumanos.»

 

En la ciudad de Arad hay, asimismo, una ciudadela con una historia muy bonita. La ciudadela es de tipo Vauban y se construyó durante la época de María Teresa de Austria. Actualmente funciona como base militar, por lo que es una de las últimas ciudadelas de este tipo que cuentan con una base militar desde su fundación hasta la actualidad. Así pues, su actividad no se ha interrumpido a lo largo de casi 200 años. La ciudadela se incluye en los recorridos turísticos. Casiana Alexandra Răduț nos ofrece más información al respecto:

 

 

«Para una excursión de un día, recomiendo realizar un recorrido por la ciudad, los palacios y las iglesias. Descubrirán que Arad es una ciudad multicultural y que esta multiculturalidad también se observa en los lugares de culto que existen y que son muestra de todas las naciones que han convivido en paz en esta ciudad a lo largo del tiempo. Mencionaría la Catedral de los franciscanos de San Antonio de Padua, la Iglesia Luterana, la Antigua Catedral Ortodoxa, la Sinagoga Neóloga y la Iglesia Serbia. En el mismo recorrido, los turistas pueden visitar el bosque Ceala, situado muy cerca de la ciudad, a dos kilómetros como máximo, que forma parte del parque nacional Lunca Mureșului y es un oasis de paz.»

 

En caso de que los turistas dispongan de tres días, se les propone que empiecen visitando la ciudad de Arad, que sigan estos recorridos por los edificios y que, a continuación, emprendan la ruta del vino. Lo cuenta Casiana Alexandra Răduț:

 

 

«La provincia de Arad es conocida por su producción de vino, sobre todo por los viñedos de Miniș-Măderat, que son famosos y se remontan a la época del Imperio Romano. Invitaría a los turistas a degustar nuestro famoso vino cadarcă. Hasta Francisco José I de Austria tenía una reserva de vino en Arad. A continuación, los turistas se detendrán en el Monasterio de Maria Radna, una de las pocas basílicas del país. Fue el papa Juan Pablo II quien la elevó al rango de basílica. Se trata de un lugar de peregrinación, donde, cada año, con motivo de la celebración de santa María, acuden peregrinos de todo el mundo. Se ofician misas cada hora en muchísimos idiomas, en este antiguo monasterio franciscano, situado exactamente en la antigua frontera entre los imperios otomano y austrohúngaro. A los pies del monasterio, cruzando el río Mureș, se encuentra uno de los balnearios más antiguos, con manantiales de agua mineral, el balneario de Lipova.»

 

Cerca de la ciudad de Arad, el Museo de la Viña y el Vino del pueblo de Ghioroc cuenta con más de 50 000 botellas de vino de diferentes añadas. Las estrellas de la colección son unas botellas de riesling italiano de 1926. Además, en Ghioroc encontrarán el Museo del Tranvía Eléctrico, y no es casualidad, ya que aquí se creó la primera línea de tranvía electrificado de Europa del Este y la octava del mundo.

 

En los últimos años, han llegado a Arad turistas de muchos países, como Alemania, Austria, Hungría o Italia. Por ese motivo, el Centro Nacional de Información y Promoción Turística organiza visitas guiadas en idiomas extranjeros previa solicitud, comenta Casiana Alexandra Răduț, asesora de turismo:

 

 

«Nuestros guías están capacitados y ofrecemos visitas guiadas en inglés, alemán, francés e italiano. Me gustaría destacar que estas visitas guiadas son gratuitas. Diseñamos los recorridos, los materiales, nos documentamos continuamente sobre la historia de la ciudad, sobre lo que la ciudad puede ofrecer, ya que, aunque parezca una localidad pequeña y fronteriza, esconde muchas historias interesantes. Así, me gustaría mencionar a la familia Neuman, fundadora de la ciudad de Arad. Esta familia no solo es famosa por eso, sino también por los actos caritativos realizados a lo largo del tiempo. Toda su historia se cuenta en una nueva visita guiada, el recorrido Neuman, para la cual hemos obtenido información tanto del barón Neuman como de la comunidad judía. Actualmente trabajamos con el Ministerio de Turismo para poner en marcha de la Ruta de las Iglesias de Madera. Debido a la situación sanitaria actual, hemos dejado de organizar el recorrido Neuman, aunque tenemos la intención de volver a ofrecerlo. Asimismo, trabajamos en la puesta en marcha de un recorrido sobre las vidrieras de Arad.»

 

Estas son tan solo algunas de las razones por las que debería incluir la provincia de Arad en su lista de destinos para las vacaciones. Con la esperanza de haberlos convencido, los esperamos en la próxima emisión con un nuevo destino.

 

Traducción al español: Víctor Peña Irles


www.rri.ro
Publicat: 2020-12-17 16:04:00
Vizualizari: 350
TiparesteTipareste