¿Tiene futuro la prensa escrita?

¿tiene futuro la prensa escrita? Víctima colateral de la crisis económica la prensa escrita rumana parece haber llegado a una encrucijada

Víctima colateral de la crisis económica la prensa escrita rumana parece haber llegado a una encrucijada. A diferencia del mercado de la televisión, que parece estar en su mejor periodo tras la caída del comunismo, la prensa escrita está afrontando grandes problemas. En los últimos años, muchas de las publicaciones en papel han cerrado sus redacciones y se han visto obligadas a trabajar en una situación de crisis, con el número de empleados muy reducido. Como consecuencia natural, los periódicos de Rumanía han registrado un grave declive, difícil de anticipar hace 10,15 años. Los así llamados periódicos ,,quality´´, ahora muy escasos, han mantenido difícilmente sus versiones en papel, en un mercado dominado por las publicaciones especializadas, como las deportivas, económicas o las páginas amarillas. Sin embargo, estas últimas, debido a sus tiradas, han llegado a ser el número uno en papel, lo que dice mucho sobre la manera en que han cambiado las preferencias de los consumidores rumanos de prensa. Una lucha similar por la sobrevivencia tiene lugar también en el entorno virtual, donde se han refugiado incluso publicaciones que tenían una buena posición en el mercado de la prensa escrita. La notoriedad ya no se debe a la tradicional tirada, sino al número de visitas, de likes o de comments – que son términos ya consagrados en la prensa electrónica. Escuchémos a Cristina Casapu, periodista de una revista en línea, sobre la prensa del entorno virtual:

“La evolución tecnológica actual ha creado una nueva moda – la de la prensa en línea, de las publicaciones electrónicas, el internet, convirtiéndose en un instrumento muy fácil de comunicación de informaciones. Inicialmente, los periódicos y las revistas en papel funcionaban en paralelo con su versión electrónica, para que posteriormente muchas de ellas optaran únicamente por su versión en línea. Esto sucedió tanto a causa de la crisis financiera que ha afectado incluso a los grupos de prensa, como a causa de la orientación impuesta por los lectores. El público considera que es más cómodo buscar informaciones en la red, en cualquier lugar donde estén en un determinado momento: en casa, en el trabajo, en el metro o aún en un cafébar, utilizando el ordenador u otras herramientas (device) como la tableta o el celular”.


Indistintamente de la versión que llega al consumidor, sobre papel o en línea, la prensa escrita rumana cuenta con algunas características que los lectores, incluso los ocasionales, pueden notar fácilmente. Las que destacan son la politización y el carácter sensacionalista, sin embargo muy frecuentes en todos los medios de comunicación autóctonos. Así, en muchas ocasiones, el perro de guardia de la democracia, como es conocida la prensa, es un caniche de los politicos o sea un perro pitbull interesado en temas de escándalo, que no tienen nada que ver con el interés público.


Por otro lado, a veces el interés público se ha visto sustituido por el interés de las empresas o incluso de los periodistas, dado que en los medios de comunicación rumanos aparecen también los controvertidos ”artículos realizados bajo encargo”. Cristina Casapu, nos amplia más detalles:

”Por otro lado, a pesar de que actualmente el acceso a la información parezca muy fácil, tengo que destacar una reducción significativa de su calidad . No es muy difícil ver que una noticia tiene varias versiones idénticas en varias páginas de web. La calidad de periodista parece haber sido sustituida por la de copiador. Otra tendencia que se ha manifestado es la de los bloggs, que son páginas de web en que personas más o menos conocidas, pero sin que tengan necesariamente la calidad oficial de periodista, presentan sus opiniones. Y estas parecen ocupar cada vez más espacio en comparación con el caducado periódico en papel. A pesar de todo, el fin de la prensa en papel no ha llegado, sólo el público a quien esta se dirige será más reducido y mejor seleccionado. La tecnología seguirá avanzando y - ¿quién sabe? – dentro de unos 20 o 30 años, qué tipo de publicaciones tendremos entonces”.

 

¿ Sería posible que el papel recupere al menos parte de la influencia perdida estos últimos años? ¿O el actual fenómeno, de marginalización del papel, es irreversible? Son preguntas a las cuales sólo el futuro puede contestar. Sin embargo, no son pocos los que afirman que, ni siquiera en un contexto económico favorable, la prensa en papel pueda recuperarse. Y esto también porque la prensa electrónica dispone de argumentos suficientes para consolidar su posición dominante. Así, más allá del acceso muy fácil, la prensa en línea es, en la mayoría de los casos, gratuita, lo que le otorga una ventaja inmensa en comparación con la clásica. Es más, el éxito de las publicaciones en versión electrónica se debe mucho al gran interés que los rumanos manifiestan, en los últimos años, por todo tipo de gadgets.

 

( trad. S.sarbescu)

 


www.rri.ro
Publicat: 2013-08-09 20:22:00
Vizualizari: 515
TiparesteTipareste