Los retos y las amenazas de seguridad actuales y emergentes

los retos y las amenazas de seguridad actuales y emergentes La OTAN continuará la lucha contra el terrorismo, respetará los compromisos con Afganistán y adaptará sus acciones en conformidad con las amenazas híbridas.

La OTAN continuará la lucha contra el terrorismo, respetará los compromisos con Afganistán y adaptará sus acciones en conformidad con las amenazas híbridas. Éstos son tan sólo algunos de los objetivos de la Alianza del Atlántico Norte que serán temas centrales de la cumbre del próximo 3 y 4 de diciembre. Los jefes de Estado y de Gobierno se reunirán en Londres para aprobar decisiones para continuar el proceso de adaptación de la Alianza a los retos y las amenazas del ámbito de seguridad actual, encuentro que fue preparado en la reciente reunión ministerial de la Defensa celebrada en Bruselas.

 

La corresponsal de Radio Rumanía en Bruselas, Amalia Bojescu, nos aporta más detalles sobre los debates de Bruselas:

“Los aliados han evaluado los riesgos y las vulnerabilidades de la OTAN y han centrado su atención en el aumento de la resiliencia nacional y la actualización de la base de telecomunicaciones civiles, incluido el 5G. Esto es importante, según subraya la Alianza, porque las telecomunicaciones de nueva generación afectarán a las sociedades de transporte, asistencia médica y educación así como a las operaciones militares. Los debates se han centrado también en la preparación de las fuerzas aliadas de modo que éstas sean capaces de intervenir rápidamente en caso de conflicto. Un punto sensible en el orden del día ha sido la situación del noreste de Siria. Aunque ha habido algunas divergencias entre los aliados con respecto a la acción militar de Turquía, se ha decidido que todas las fuerzas desplegadas deben actuar con cuidado y respetar plenamente el derecho internacional militar. ”

Contrarrestar las amenazas híbridas también figura entre las prioridades de la Alianza del Atlántico Norte. Un tema importante en la cumbre de la OTAN tiene que ver con la amenaza rusa ya que según afirman los responsables de la Alianza, el verano pasado varios países europeos tales como Alemania, Francia o Suiza se enfrentaron a la intervención híbrida por parte de Rusia.

 

El analista político militar Claudiu Degeratu explica:

“Es posible que en diciembre tengamos nuevas iniciativas en el marco de la estrategia de la OTAN para poder contrarrestar la guerra híbrida. También espero que contemos con aspectos de estrategia conceptual e iniciativas de índole operacional. La implementación de la estrategia de la OTAN en este campo se encuentra  en una etapa bastante avanzada y probablemente habrá más aspectos interesantes y nuevos en diciembre. Estaría bien que la Alianza hiciera también un balance de los esfuerzos emprendidos en los últimos dos años en el sector de las agresiones híbridas. ”

Otro aspecto importante tiene que ver con el reparto equitativo de las responsabilidades y desde esta perspectiva los presupuestos dedicados a Defensa centrarán nuestra atención. ¿Cuánto y cómo tratarán este tema los aliados en la reunión del próximo mes en Londres? Nos responde el analista político militar Claudiu Degeratu:

“No creo que este aspecto traiga algo sorprendente o espectacular. Creo que los jefes de Estado volverán a insistir en destinar el 2% del PIB a este campo. Probablemente registraremos otro avance en cuanto a la suma total de los presupuestos de Defensa a nivel de los aliados y el apoyo será por mantener este objetivo establecido inicialmente en Gales, en 2014. Sin embargo tendremos que pensar en cómo podemos transformar este compromiso por un aumento del presupuesto para la defensa en una adaptación y un paso cualitativo en el interior de la Alianza. A nosotros nos interesa la frontera oriental de la Alianza, ver que estos gastos en ese sector se transforman de hecho en una protección mejor para la frontera oriental de la Alianza, la frontera del sur, y por supuesto para el desarrollo de nuevas capacidades de índole estratégica que están a disposición de la OTAN.”

Los retos y las amenazas del ámbito de la seguridad actual también centran la atención de la UE. Recientemente, los ministros comunitarios de Defensa han aprobado 13 proyectos nuevos que se impulsarán en el marco de la Cooperación Estructurada Permanente (PESCO) en materia de seguridad y defensa. 47 proyectos han sido aprobados hasta ahora en el marco de la Cooperación Estructurada Permanente, un proyecto de cooperación lanzado por los Estados miembros de la UE en 2017 para superar la fragmentación en materia de defensa y para reducir la dependencia de Estados Unidos. Uno de los proyectos nuevos, el Sistema Marítimo No Tripulado, dirigido por Francia, Portugal, España y Suecia, utilizará tecnología de última generación y la inteligencia artificial para la guerra antisubmarina. Asimismo, la UE se propone crear una academia de ciberseguridad y defensa así como promover los conocimientos e innovación necesarios en este ámbito, proyecto liderado por España y Portugal. A su vez, Polonia y Hungría se encargarán de crear un centro de entrenamiento médico en apoyo a las fuerzas especiales. Asimismo, aunque 22 Estados de la UE son también miembros de la OTAN, el bloque europeo espera lanzar a partir del 2021 un fondo de varios miles de millones de euros para proyectar y construir nuevos tanques, naves y tecnologías.

 


www.rri.ro
Publicat: 2019-11-22 13:42:00
Vizualizari: 321
TiparesteTipareste