La miscelánea: Bazil G. Assan, el primer rumano en dar la vuelta al mundo

la miscelánea: bazil g. assan, el primer rumano en dar la vuelta al mundo A comienzos del siglo XX, Rumanía se desarrollaba al mismo ritmo que todos los países de Europa debido a gente con iniciativa entre la cual figuraba también Bazil Assan.

El ingeniero Bazil Gh. Assan nació el 1 de agosto de 1860 en Bucarest, en una familia rica. Su padre, George Assan, oriundo de la República de Moldavia, (exsoviética con mayoría de rumanohablantes), se estableció en Bucarest donde construyó un molino de vapor a orillas del lago Colentina que funcionó durante 150 años. Bazil Gh. Assan estudió ingeniería en Lieja, Bélgica, y economía en Montreux, Suiza. En 1884 regresó a casa para convertirse en socio en la industria creada por su padre junto con su hermano, Gheorghe Gh. Assan.

 

Hace más de un siglo y medio, en el año 1853, en la zona Obor-Lizeanu de la capital se pusieron los primeros ladrillos al molino de Assan, el primer molino de vapor de Rumanía. Debido al vapor que eliminaba por la cesta, los bucarestinos de la zona de Obor lo denominaron „El barco de Assan”. La impresionante construcción se realizó en un período en que en la ciudad no existía ni siquiera una fábrica de ladrillos. Después de la muerte de George Assan, Bazil y Gheorghe Assan se encargaron de modernizar y ampliar el negocio iniciado por su padre. Construyeron dos molinos sistemáticos, una fábrica de jabón y una de pintura. Asimismo, los dos hermanos inventaron un método original de extracción del aceite de colza con ayuda del queroseno. En 1904, después de la muerte de su hermano, Bazil Assan quedó como único propietario. Por el deseo de crear una industria competitiva en el plano mundial, Bazil emprendió un viaje a EE. UU. para estudiar la industria estadounidense e introducir los métodos más avanzados en la industria rumana. Después de este viaje, construyó una fábrica de aceites comestibles de maíz, la primera del país.

 

El ingeniero Bazil Assan fue el primero en proyectar un canal navegable entre Cernavodă y Constanza, y sobre este proyecto publicó un artículo en el Boletín de la Sociedad Politécnica. Su cultura económica impresionante, la larga práctica en negocios comerciales e industriales así como su espíritu vivo despertaron su interés por conocer el mundo. Así, Bazil G. Assan se convirtió en el primer explorador rumano de la zona árctica y el primer rumano en dar la vuelta al mundo entre los años 1897-1898. En verano de 1896 Bazil Assan subió al barco noruego Erling Jart, junto con un grupo de científicos de varios países que llegaron a las regiones árcticas. Assan fue el primer rumano en llegar a la zona polar.

 

Entre los años 1897 – 1898, Bazil Assan efectuó un viaje por la ruta Constantinopla – Alexandria – Ceylán – Singapur – Hong Kong – Shanghái – Nagasaki –Pekín– Yokohama – San Francisco – Nueva York – Londres, convirtiéndose no sólo en el primer rumano en viajar alrededor del mundo sino en el primer rumano en firmar contratos comerciales en el Oriente Lejano. Los detalles de sus expediciones fueron publicados en el Boletín editado por la Sociedad Real de Geografía cuyo miembro era. La primera presentación de Bazil G. Assan, denominada “Viaje a las regiones polares nórdicas”, acompañada por “Proyecciones de fotografías a través de la luz oxhídrica” tuvo lugar en la Academia Rumana en presencia del rey Carlos I  y del príncipe Fernando, el 13 de marzo de 1897, y algunos días después en presencia de la reina, en el Palacio Real. Los objetivos principales de su viaje de 60 días fueron conocer mejor la estructura geológica y los recursos del Archipiélago Spitzbergen; el lanzamiento de la expedición aeronáutica de Andrée en el Polo Norte y la observación en Vadsø, en el norte de Noruega, de un eclipse total de sol, el 9 de agosto de 1896.  

 

A la segunda presentación de Bazil G. Assan de 1899, “Viaje alrededor de la Tierra” asistieron tanto el rey, el príncipe heredero, como el público. Entre los años 1906 y 1914, el ingeniero Assan construyó en Bucarest una hermosa casa en estilo neoclásico francés según el proyecto del arquitecto  I. D. Berindei, conocida hoy en día como la Casa de los Científicos. Al contar con una rica experiencia en el sector industrial, publicó en la prensa de aquel período artículos sobre el desarrollo de la industria rumana, la iluminación con gas y la introducción de los tranvías en Bucarest. Bazil fue un promotor del automovilismo ya que fue el primer rumano en poseer un automóvil.

El ingeniero, comerciante, inventador y explorador rumano Bazil G. Assan falleció el 16 de junio de 1918 en Suiza.

 


www.rri.ro
Publicat: 2018-11-12 12:47:00
Vizualizari: 704
TiparesteTipareste