Avances económicos y la situación de los créditos

avances económicos y la situación de los créditos


                                                    

Antes del 2020, la economía de Rumanía registrará un aumento de un 3,5% en 2019, alcanzando en 2020 un 3,1%, lo que significa un 1% menos frente al pronóstico anunciado en junio de 2018, según indica un informe semestral "Global Economic Prospects" recientemente publicado por el Banco Mundial. La institución financiera internacional estima que en Europa y Asia Central, región que también incluye a Rumanía, la economía se ha ralentizado alcanzando un 3,1% en 2018, frente al 4% registrado en 2017, lo que refleja la reducción de la actividad económica de Turquía en el segundo semestre del año pasado.


Salvo Turquía, el aumento regional no ha cambiado, situándose en un 2,9% en 2018, ya que la bajada de la actividad económica en países como  Bulgaria y Rumanía ha sido compensada por el aumento registrado en el este, zona que el año pasado se benefició del precio más alto del crudo, según opina el Banco Mundial. El aumento de la economía mundial se reducirá a un 2,9% en 2019, frente al 3% en 2018 y el 3,1% en 2017, y el comercio mundial se reducirá hasta un 3,6% este año, del 3,8% registrado en 2018 y el 5,4% en 2017. Esto afectará a toda la industria mundial, ha estimado dicha institución financiera . Además, hay un riesgo cada vez mayor en la economía global, ya que las perspectivas han empeorado sobre el trasfondo del endurecimiento de las condiciones financieras, la intensificación de las tensiones comerciales y las turbulencias en los mercados financieros en algunos países emergentes y en vía de desarrollo .


"A principios del 2018, la economía mundial había alcanzado un nivel máximo, pero a lo largo del año ha venido cayendo y en el futuro podría ralentizarse aún más", ha advertido la directora general Kristalina Georgieva. Al mismo tiempo, las disputas entre los Estados Unidos y China tendrán efectos en todo el mundo y además podrían aumentar la inestabilidad en los mercados  financieros, lo que afectará a las economías en vía de desarrollo. Los cálculos indican que la expansión de la economía mundial más fuerte, la estadounidense, podría reducirse este año alcanzando un 2,5%, frente al 2,9% en 2018, mientras que China registrará en 2019 un aumento de un 6,2%, después del 6,5% en 2018. Para la zona euro se estima un avance de un 1,6% este año, frente al 1,9% registrado el año pasado, según indica el informe.


En cuanto a Rumanía, la institución financiera internacional prevé que Bucarest anunciará para el 2018 un aumento del PIB de un 4,1%, a la baja frente al pronóstico elaborado el pasado mes de junio. La expansión se ralentizará todavía más en 2021, cuando se espera que la economía registre un avance de un 2,8%. Rumanía sigue teniendo una economía que depende del déficit de la balanza comercial y los rumanos gastan un 48% del presupuesto de la familia en alimentos, según indican los datos económicos. En una entrevista para Radio Rumanía, el catedrático Mircea Coşea ha analizado la situación del comercio exterior en este momento :


"Nos concentramos en una industria que produce predominantemente maquinaria, componentes, subconjuntos para la industria automotriz, la industria de coches. Rumanía se ha convertido en un importante productor de piezas, recambios, de todo lo que significa fabricar de manera manufacturera, es decir, una industria que no refleja el progreso técnico, mientras que algunos producen incluso diseñando el producto. Lo fabricamos en fábricas donde los trabajadores trabajan incluso para crear el diseño. Tampoco está mal, ya que tenemos trabajo.
Las exportaciones rumanas de hoy dependen en proporción de un 50 hasta un 70% de las exportaciones industriales a varios países desarrollados, en primer lugar a tres de ellos, a saber Alemania, Francia e Italia, donde exportamos piezas de repuesto para automóviles, motores, componentes, y otras cosas de este tipo. Si el mercado del automóvil cae en Occidente, y no está lejos el momento considerando lo que está sucediendo ahora en términos de los movimientos en Francia, Alemania, sino también como resultado de la guerra comercial del señor Trump, entonces no habrá demanda para coches y no vamos a exportar nada de eso. ¿Qué más exportamos ahora? También exportamos productos industriales de diferentes tipos, algunos de ellos para el sector de las TIC, pero se importa más del 60% del valor de estos productos. Tenemos una economía que depende de los centros desarrollados en otros países, generalmente el duro núcleo de la UE, y dependemos de ellos desde el punto de vista del mercado".


Por otro lado, los especialistas anticipan un aumento en las tasas de interés de los bancos este año, después de un largo período en el que, en un intento por contrarrestar los efectos de la crisis financiera, los bancos centrales mantuvieron sus niveles inusualmente bajos. Los efectos probablemente se sentirán también en Rumanía, según opina el analista financiero Aurelian Dochia:


"Creo que las perspectivas para 2019 son bastante buenas, obviamente están estrictamente relacionadas con el avance de la economía rumana. Muchos economistas e instituciones internacionales creen que el crecimiento se ralentizará incluso en Rumanía, aunque siga siendo mucho más rápido que en otros países europeos y sobre todo en la zona euro. Y eso significa que el ritmo de crecimiento en el sistema bancario y los préstamos ofrecidos por el sistema bancario pueden registrar un crecimiento moderado."


Aurelian Dochia cree que las medidas tomadas por el BNR para limitar los créditos para personas físicas, aplicadas desde el 1 de enero, solo afectarán a un número reducido de personas y no tendrán efectos negativos en la evolución de la actividad crediticia bancaria.


(versión española Simona Sarbescu)    



www.rri.ro
Publicat: 2019-01-11 18:45:00
Vizualizari: 367
TiparesteTipareste